Music

Loading...

martes, 30 de diciembre de 2014

The best thing I never had.

El título de la entrada, como mucha gente sabrá, es el título de una canción de Beyoncé que puede resumir perfectamente mi año.
Creo que es la primera vez que una canción me recuerda a tantas circunstancias, y es que por mucho que pases en la vida siempre habrá alguien que te termine decepcionando, seas de las personas que confían rápido o de las que les cuesta.
Aunque muchos no lo crean, yo soy de la segunda, y aún así si algo me ha enseñado el 2014 es que da igual el tiempo que lleves conociendo a alguien, o lo que hayas hecho por esa persona, o incluso si es de tu propia familia, puede fallarte en el momento en el que más lo necesitas, nunca se puede poner la mano en el fuego por nadie porque te puedes acabar quemando.

En este 2014, más allá de que me hayan fallado, es que no he recibido ni una sola explicación de todo lo que ha pasado y la verdad no sé qué es más frustrante.

Cuando una persona a la que le has dado tu amistad o a la que has conocido por un largo periodo de tiempo te falla de la peor manera, cuando descubres que tú eras la que dabas todo le pides explicaciones y ella simplemente desaparece sientes un vacío, la verdad es que de esta persona con la que he compartido mis 3 últimos años y que, tengo que decir, ha estado ahí en los peores momentos simplemente escuchando todo lo que yo tenía que decir, en conclusión, un hombro sobre el que llorar, y que por ello se ganó que la considerase una hermana, por lo menos espero que algún día se de cuenta y venga a explicarme las cosas, no creo que después de lo último las cosas puedan volver a lo que eran, ni siquiera recuperar la amistad pero la cosa quedaría cerrada.

Una explicación es lo que alguien de tu familia debería de darte cuando cambia por completo y tú pasas a estar fuera de su familia, hay muchas personas en este caso que me tendrían que explicar muchas cosas, pero de este último apartado no espero nada, de hecho creo que sin decir nada esta todo dicho, ellas pueden seguir libremente su camino dejando de meterse en el mío, a ser posible.

Y luego hay personas, bueno, persona, que la verdad es que agradecería enormemente una explicación a todo porque ni yo misma sé qué hice mal, las cosas cambian y la verdad es que aunque me debe una explicación sobre cierto tema no la he apartado de mi vida, ni mucho menos, porque a día de hoy es una de las personas que más ha hecho por mi.
Muchas personas han estado ahí desde siempre pero esta persona ha vivido y aguantado cosas de mi que ninguna otra ha vivido, ni habría aguantado, y lo increíble de todo esto es que a pesar de todo y a pesar de que sigue aguantando ciertas cosas siempre esta ahí, de verdad que no sé qué le lleva a mantenerse a mi lado, mira, otra explicación que darme.
Fuera de bromas.
Esa explicación supongo que algún día llegará, o no, quien sabe. No estoy segura ni yo misma de  querer sentarme a hablar del tema, y o único que se puede hacer por el momento es ignorar el tema y que sólo recurra a mis pensamientos en los días grises.


Qué puedo decir del 2014, ha dado un giro de 380 grados a mi vida, casi nada es igual que era el 30 de diciembre de 2013, otro año que toca decir que hay que aprender de las cosas malas y quedarse con las buenas pero la verdad es que yo hubiera preferido quedarme tal y como estaba todo en 2013.
¿Habrá que tener esperanza en el 2015? La respuesta la tendré dentro de 365 días y ojalá vuelva a escribir para decir que esa persona al final accedió a darme la explicación, y que mis objetivo principal desde hace casi un año se vea cumplido, por lo demás espero que vuestro 2014 haya sido mejor, que siempre hay algo bueno en todo lo malo y que ¡Feliz 2015!



https://www.youtube.com/watch?v=MpA5TNfd02g